Sarte Audio Elite
   
   

Simple Audio es una joven compañía fundada por dos sólidos y experimentados profesionales que intervinieron en primera persona en el nacimiento del concepto de sonido multisala (“multiroom”) de alta calidad tal y como lo conocemos en la actualidad. Con su proyecto aportan, en un formato elegante, compacto y versátil, la más avanzada tecnología de momento y una construcción de altísimo nivel (todos los productos de la marca se diseñan y construyen en el Reino Unido a la vez que los componentes que los constituyen han sido seleccionados por sus cualidades objetivas y subjetivas) para llevar música con calidad técnica de nivel audiófilo a múltiples estancias por un precio razonable y con unas opciones de control y configuración potentes y sencillas a partes iguales. El que sin duda alguna –además de una estética muy funcional y moderna caracterizada por unas líneas de gran pureza- es el elemento conceptual y tecnológico más relevante de Simple Audio es el empleo de un sistema de transmisión de datos que utiliza la red más extensa y más firmemente consolidada que hay en todo hogar moderno: la red eléctrica. De este modo, utilizando una estructura ya instalada –y que por tanto no requiere ninguna inversión adicional- los productos de la firma británica recurren a una versión muy evolucionada de lo que se conoce como “Powerline Communications” (PLC) para transmitir datos de audio de alta definición (resolución máxima de 24 bits, es decir la habitual en los estudios de grabación) sin necesidad de utilizar conexionados complejos e incómodos evitando a la vez las “caídas” en la calidad de transmisión que caracterizan a los sistemas inalámbricos basados en Wi-Fi. Así, tanto el amplificador integrado RoomPlayer I (equipado con una sección de salida de altas prestaciones configurada en Clase D) como el preamplificador RoomPlayer II permiten distribuir (basta con realizar la pertinente conexión al “router” que tengamos) todo tipo de señales de alta calidad asegurando además un “streaming” sin caídas tanto desde ordenadores personales como desde unidades NAS a la vez que para su control Simple Audio está desarrollando una serie de aplicaciones que permitirán la gestión de sistemas complejos desde cualquier dispositivo “i” de Apple a la vez que la descarga automática de mejoras del software de gestión garantiza una actualización permanente de cada instalación.